domingo, 22 de noviembre de 2009

Crepusculo 2: (Evolution!) Luna Nueva

(más comúnmente conocida como: Bíceps Nuevos)

He esperado el estreno de esta película cual fan hormonada, he contado los días y he presumido delante de todos mis amigos de que iba a ir a verla.

Me preguntaban: ¿Por fin has logrado que te guste ese bodrio?
Les respondía con tristeza: No

Y lamentablemente así es, de momento (pienso seguir intentándolo), pero no os imagináis lo que disfruté poniendo la anterior a caer de un burro, así que tenía ganas de más :D
Incluso voy a actualizar el blog, a pesar de la desgana que tengo, cosa rara, porque recibo taaaaaantos comentarios en mis entradas que debería estar más motivada.

Al tema:

Si Crepúsculo 1 tenía cierto espíritu indie (gracias a su directora) y era mala por culpa del libro, Crepúsculo 2: La venganza de los bíceps, tiene nulo espíritu indie, es una película más al uso y es mala por culpa del libro.Voy a intentar no volver a señalar los mismos fallos que señalé de Crepúsculo en el post que escribí sobre ella.

(el rollo Velvet Goldmine mola)

En Hollywood es una práctica habitual, ya se base en un best-seller, un videojuego o una serie de televisión, que la película se convierta en otro elemento de merchandising. Como si fuera una camiseta o un álbum de cromos. Que sea llamativa y comercial, pero sin más. Antes de estrenarla ya está vendida ¿para qué hacerla bien?

Pues por respeto a los fans, tienen mal gusto, pero son tu público, tus clientes y se merecen algo mejor. La dirección y el equipo técnico son... decentes, todo lo decente que puede ser algo basado en una historia tan mala. Peeeeero los efectos especiales, el maquillaje y las pelucas... bazofia, y eso es un síntoma obvio de falta de presupuesto.

La primera vez que sale un lobo (o un warg) no podía dejar de reír, parecía sacado de una atracción de un parque temático. Si vas a ser cutre en los efectos especiales, disimúlalo, no hagas un primer plano que dure tanto de un lobo cutre a la luz del día. El resto de lobos estan al nivel Parque Jurásico, digamos. Pero Parque Jurásico se hizo hace 16 años.

Las pelucas: Sólo hace falta ver las películas de la última década (como poco) para ver que el tema pelucas está muy logrado: El Señor de los Anillos, Piratas del Caribe o el pelazo de Bruce Willis en Los Sustitutos. Así pues, que alguien me explique esto:


Pero no acaba aquí, Kirsten Stewart se cortó y tiñó el pelo para interpretar a Joan Jett en el biopic de la susodicha, así que han decidido usar peluca también para ella en Eclipse (alguien dijo tinte + extensiones? nooooo, para qué? un gato acostado queda mejor!)


Admito que hay algunos momentos donde la película es entretenida, casualmente desde que desaparece el heroinómano con los labios pintados (Edward Cullen) y hasta que vuelve a reaparecer. En esa franja de metraje encontramos una película teen entretenida, con unos secundarios curiosos (da la impresión de que se tomen a coña el rodaje), sin vampiros y una historia de amor... sostenible. Merece la pena ver esta parte, pero sólo esta parte.

Aquí es donde entra Jacob Black, teen-wolf. El chaval en la primera no destacaba mucho, era una víctima más de la pérfida Bella que le sedujo para obtener información. Para la segunda el papel iba a cambiar de manos, ya que el personaje requería un cuerpo más inflado por así decirlo. Pero gracias a las quejas de las fans y a muchos esteroi… petitsuisse, Taylor Lautner evolucionó a Taylor Lautzard sin pasar por Taylor Lautneleon. Es super efectivo!

Estrella teen al uso, no es un gran actor pero defiende el papel, destaca pero porque sus oponentes son el enjuto Edward y la pánfila Bella. Y porque es alérgico camisas, camisetas y cualquier prenda que tape la parte superior de su cuerpo.


Después de eso hay un giro argumental brutal, pero fatal hecho, seguramente le premien como el peor giro argumental de la historia. Si fuera un monólogo el cómico después de hacerlo haría chistes sobre lo mal que cambia de tema. Creo que Stephanie Mayer estaba escribiendo el libro y entre medias leyó Sangre y Oro, le flipó el rollo secta de vampiros y metió una. A capón. El caso es que después de presentarnos a unos cuantos personajes que solo salen durante 20 segundos, se cansan de los Vulturi y vuelven a la mierda de siempre.
¿Y qué es la mierda de siempre?






(da cosa, pero el final es la risión XD (para los que tenemos la mente sucia))

esto es el primer beso de la primera película, es vomitivo, pero es comprensible que lo alarguen.
En la segunda ya son novios, y cada vez que se ven se dan un beso, pero no un pico o algo más digerible. NO. Es el maldito acercamiento agónico constante de la primera vez, toda la puta película.
Aunque hayamos pagado la entrada para ver la película, no somos TAN tontos, ya nos hemos enterado de que él es un psicópata que cada vez que la besa piensa en destrozarle la yugular a mordiscos. No hace falta que nos lo recuerden constantemente.

Prueba de que Bella es lerda y disfuncional, puede elegir a la estufa musculada teen en plena ebullición hormonal, que bebe los vientos por ella, juega bien al basket (no se ve, pero es teen-wolf!) y además hace motos, pero se queda con el vampiro heroinómano chichiribailas travelo y esquizo, que se tiene que pintar los abdominales.

(y tan teen, 16 añicos)

Luego está el maldito drama continuo de la pareja, Bella Swann es la drama queen nº1 y en ningún momento esta feliz, pase lo que pase. La adolescencia es así. Pero nadie quiere ver eso.
El cine NO es así, es cierto que un vuelo de avión dura como mínimo cuatro horas, dos para embarcar, media de vuelo y media para recoger el equipaje. Pero en una película apenas muestran un par de planos de alguien embarcando o un avión despegando o aterrizando. Con que muestres un par de planos de la Mari Sue triste me vale, pero por favor, cuatro horas de lloriqueos teen NO!
No das pena, no tienes problemas de verdad, no se puede empatizar contigo... CANSAS!!
Tiene que ser angustioso verla el día antes de la selectividad.

(el peligro de 300 no era el trasfondo fascista, el peligro de 300 fue poner de moda pintarse los abdominales)

Y llegamos al final. Os voy a contar un poco como va el tema, ella quiere ser vampiro-chupi-diamante, y él después de darle unas cuantas largas le dice: vale, pero cásate conmigo.
Ataque de risa por mi parte, por lo absurdo, es como ir a la peluquería a raparte y que te diga el peluquero: vale, pero antes te cortaré las puntas.

Y D, que se ha leído los libros me dice: pues es una parte importante de la historia, Bella no quiere casarse porque sus padres están divorciados y no cree en el compromiso.

Vas a convertirte en una criatura que vive eternamente, además aceptas entrar en el Clan Brady Chupasangre, en el cual muchos han entrado pero nadie ha salido, donde viven en plan pegajoso y no se relacionan con nadie más, por los siglos de los siglos... ¿cuál es tu concepto de compromiso?

En fin, un cagarro de final. Cuando todo el mundo sabe que el mejor final para Crepúsculo empieza así:

1 comentario:

Heni-chan dijo...

jajaja, ya te dije por el FB que este artículo era lo mejor del mundo.
Por cierto, que me he acordado de tí, porque acabo de ver el trailer de la biopic de Joan Jett y la verdad me he llevado una sorpresa, pensaba que me iban a dar arcadas al ver a la Bella haciendo de ella y lo cierto es que está bastante bien caracterizada! Puede que hasta sea posible verla la peli sin acordarme constantemente de la dramaqueen con artritis cerebral de Bella...